El gunitado es una técnica que consiste en proyectar con un cañón o manguera a alta presión, un hormigón compuesto por mezclas de cemento, áridos finos y gruesos, agua y aditivos, que se aplica capa a capa para ir formando un cuerpo homogéneo, denso que dará a la superficie una resistencia y una impermeabilidad definitiva.

El hormigón proyectado tiene como función principal la protección superficial del talud y puede aplicarse sobre cualquier tipo de superficie, con el objetivo de conseguir un muro continuo, con mayor resistencia y una alta impermeabilización.

Más información.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted